Seleccionar página

Tener una marca conocida y recordada por el público debe ser el sueño de todo empresario y emprendedor, pero para alcanzarlo, hay ciertos pasos que no se pueden evitar. Mantenerse actualizado de las tendencias es fundamental, tanto en las del propio sector como en las del mercado en general.

Internet ya no puede ser considerado como una tendencia porque, después de todo, está presente en nuestras vidas desde hace ya varios años. Además, su incidencia en el mundo de los negocios es innegable. Tanto para dar impulso a las empresas existentes como para crear nuevos tipos de negocio y maneras completamente innovadoras de comercializar productos y vincularse con los clientes, internet ha revolucionado el mundo de los negocios.

A pesar de que su presencia no es nueva, es sin lugar a dudas una herramienta inevitable para quienes deseen hacer de su empresa el centro de las miradas. Atrayendo a adolescentes y adultos de todo el mundo, aumentando constantemente las ventas online y la cantidad de horas que los consumidores pasan en internet, esta es una fuente imperdible de clientes y ventas que como empresa no puedes dejar pasar. Por eso, en este blog te enseñamos cómo saber si tu empresa debe dar el salto y sumergirse en el mundo de la presencia online.

1. Tu teléfono está mudo

Esperas todo el día que alguien llame para comprar algo, realizar una sugerencia o simplemente decir hola, pero eso no pasa. Si esta es tu única vía de contacto con los clientes, estás perdiendo el tiempo. El uso de las llamadas telefónicas ha disminuido notoriamente con la llegada de internet, y como empresario debes adaptarte a lo que usan tus clientes en lugar de esperar que se continúen comunicando contigo mediante medios obsoletos.

El email marketing, los formularios de contacto, las redes sociales e incluso los servicios de mensajería instantánea son las formas actuales con las que debes intentar vincularte con tus clientes. Si ellos pasan gran parte de su día en las redes sociales, es ahí donde debes estar para mantenerse cerca de ellos.

Esto no quiere decir que debas dejar de lado los medios tradicionales, pero deberías enfocar su existencia desde otro ángulo. En las redes, puedes informar tu número de contacto para los casos en que los clientes no logren evacuar sus dudas mediante las redes, o simplemente prefieran el medio oral antes que el escrito.

2. No existes en las redes sociales, aunque existas

Si no tienes un perfil en redes sociales, aunque sea en una de ellas, entonces no existes para el consumidor. Así que, el primer paso es analizar tu estrategia de ventas y seleccionar las redes que te permitan lograr de mejor manera tus objetivos para luego elaborar una planificación para las mismas y crear tu perfil.

Contar con un perfil en las redes pero que este tenga una actividad prácticamente nula es aún más inútil que no tenerlo. Si lo tienes pero la gente no puede contactarse contigo, no les respondes o simplemente no lo actualizas, estás generando una pésima imagen que costará mucho tiempo revertir.

Tener un perfil en la red no quiere decir que vayas a aumentar tus ventas, además debes manejarlo de manera correcta. Para ello, contratar un profesional especializado en la gestión de las redes es fundamental. En Web Fácil podemos acomodarnos a tu presupuesto para la gestión de los medios sociales.

3. Nadie visita tu web

Actualmente, muy pocos clientes utilizan las páginas webs. Generalmente se informan de todo lo que necesitan saber mediante los perfiles de la empresa en redes sociales, y luego, si es que quieren realizar alguna compra, acceden a la web.

Si tu sitio no ofrece opciones de compra, con una tienda online actualizada y fácil de usar, el hecho de tenerlo no aportará absolutamente nada a tu empresa. Si no deseas incluir una tienda, al menos debes ofrecer información actualizada. Los catálogos de venta, ubicación de las sucursales, misión y visión de la empresa e incluso tu trayectoria en el sector son imprescindibles.

Tener un sitio web sin visitantes es lo mismo que no tenerlo. Para que sea útil como generador de presencia digital, debes generar una estrategia digital que te permita posicionarte de buena forma en las primeras posiciones de los buscadores. Una estrategia SEO es imprescindible para esta finalidad, pero además debe ser combinada con un manejo acertado de Google Adwords.

4. Tus productos solo son conocidos en las góndolas

Hoy en día, las personas conocen exactamente lo que van a buscar, y rara vez se dejan sorprender por lo que encuentran en las estanterías. Probar productos desconocidos no es un riesgo que el consumidor actual decida correr, por ello, debes acercarte a ellos en una instancia previa a la de compra.

En la tienda las personas compran, no deciden. Por eso deben conocer tu producto en una fase previa, y para ello necesitas presencia online. La manera más efectiva y económica son las redes sociales, donde puedes dar a conocer tus productos sin generar prácticamente ningún gasto.

5. La publicidad te parece un gasto y no una inversión

Estás completamente errado si esto es lo que crees, pero puede entenderse que a las pequeñas empresas les resulte un gasto demasiado grande el hecho de invertir en publicidad una vez que analizan las ganancias generadas. Si esto te ocurre, debes empezar ya mismo a gestionar tu presencia online, donde la publicidad es mucho más económica y en ocasiones incluso gratuita.
Las redes sociales no implican ningún gasto, y son el sitio ideal para que tus consumidores interactúen y hablen de los beneficios de tus productos. Además, puedes saber exactamente cuántos clientes nuevos estás generando, cuántos se interesan en tus anuncios y cuántos ven tus publicaciones.

Como si fuera poco, las campañas online pueden ajustarse sobre la marcha de acuerdo a los resultados obtenidos, y segmentarse de acuerdo al público que se pretende abarcar. En conclusión, los riesgos son significativamente menores, al igual que los gastos.

6. Tu paraíso se ve amenazado

En el día a día y con los mismos medios llevabas ventaja respecto a la competencia, la podías identificar claramente y marcar tus diferencias con ella. Ahora no sabes exactamente cuántas empresas compiten contigo, sino que además tampoco puedes competir con ellas.

Para que la lucha sea justa todos deben tener los mismos medios, y si ellos ya se pasaron al digital, es tu turno. Puede que sea el motivo que menos te agrade, pero es real. En este caso sí hay que seguir la corriente y hacer lo que ellos hacen, o te dejarán en el olvido.

Por supuesto, en Web Fácil CR queremos hacerte una oferta sería, que lleve tu marca donde siempre soñaste, no dudes en contactarnos pronto.

sucribite

Tenemos mucho que contarte! Mantente actualizado respecto a todos los temas de presencia web. En nuestro blog hay muchos temas interesantes, te invitamos a suscribirte para que no quedes atrás. Publicamos semanalmente!

Ya estas suscrito, muchas gracias!

A %d blogueros les gusta esto: